Hoy es mi ultimo dia aca. Tengo un remolino de sensaciones y de tanto en cuanto afloran la felicidad, la angustia, el miedo, la tristeza, la valentia y asi sucesivamente.
Me sorprende la incidencia de la musica en mi vida. Cada momento, sea triste o feliz, esta asociado con una cancion que completa el cuadro que atesoro en mi memoria. Accedo a uno en particular y salen a regocijarme las imagenes, los aromas y los compases, me confortan y regresan a mi archivo mental.


Ayer luego de contemplar un simple pedazo de papel a traves de la pantalla, tome realmente conciencia de lo que voy a hacer. Me sentí muy chiquitita, indefensa e inexperimentada. Llore. Luego cerre los ojos y visualice la imagen de A-. Me tranquilice y sonrei. Inmediatamente recorde melodias que me acompanaron en noches de tristeza y de felicidad. Las saboree intimamente y lamente no poder escucharlas en vivo y en directo. Pero senti satisfaccion por haberlas descubierto y disfrutado la miel de las mismas una y otra vez.

El pedazo de papel era, simplemente, una entrada para ir al recital de Silvio Rodriguez. Afortunados aquellos que hemos podido conocer sus letras a pesar de nuestra corta edad y agraciados quienes gocen del privilegio de compartir la gran cita con el artista y su gente.

Te doy una cancion y digo “patria” y sigo hablando para ti….

Anuncios