diciembre 2005


Cuando abri mi espacio, lo hice con la intencion de contarle a los mios sobre mis diferentes sensaciones, al tener que emigrar siguiendo al hombre que amo.

Y asi fue que describi mis estados de animos, mis alegrias y tristezas, y este espacio se convirtio en una suerte de diario intimo virtual.

Hoy, a un año de ese dia, me encuentro experimentando nuevas sensaciones, debido a mi regreso prolongado a Buenos Aires, aunque sabiendo que es de visita. Aun asi, he adoptado a Munich como mi hogar y creo que voy a extrañar mi casa, las calles cubiertas de nieve, mi trineo, mi bici, y hasta el idioma! En sintesis, voy a extrañar mi vida en Alemania (hoy comi por primera vez una Donner Kebab y me despedi de la ciudad tirandome en trineo en nuestro parque).

Solo queria compartir el festejo del primer año de mi blog, con quienes esten del otro lado de la pantalla.

Felicidades a mi! (por haber perseverado tanto….) y gracias a quienes me han acompañado en este camino de crecimiento brusco).

Hasta nuevo aviso (me voy de Urlaub a la Patagonia con mi pequeno).

F e l i z 2 0 0 6 !
Anuncios
Las fiestas eran epocas de temperaturas elevadas, ensalada rusa y helado. Cuando se podia, se dormia un par de horitas, para poder resistir hasta el brindis y lo que venia despues. Asi festeje yo la Navidad hasta el 2004. Este año, las cosas fueron y son distintas.
Debo confesar que lei bastante en internet, como para saber como se celebran las fiestas de este lado del charco, pero de todos modos, me quedaban algunas dudas.
El 24 fuimos con el pequeno a pasar Navidad con sus padres y hermana (su hermano vive en Thailandia y no pudo volar esta vez a Alemania). Llegamos como a las 18.40 y a las 19, mis sobrinitos politicos abrieron sus regalos:
la mama les dijo que el “hombre de Navidad” ya habia pasado, asi que se abalanzaron sobre el arbol y comenzaron con la repartija de paquetes. Nada de esperar a medianoche: eso aca no existe.
Luego de la euforia desatada gracias al “hombre de Navidad”, cenamos tranqui (me luci con mis galletitas , si, las hice yo con mis manitas!).

A eso de las 21, los niños se fueron a dormir y ahi termino la Navidad para nosotros. Vale aclarar que en la cena no hubo brindis ni nada, a pesar de que se bebio alcohol (Glühwein y “wein” solo). Cansadisima por el desgaste del viaje, la elaboracion de mis “plätzchen”, y haber jugado con los pequeños, aguarde a que fueran las 24, para realizar mi brindis a lo argentino. Brinde con el pequeno y mi suegra Ingrid, (divina) y mi papa me sorprendio con un llamado al celular.El 25 y 26 se sigue celebrando Navidad, ambos dias hay feria bancaria y hoy fuimos a andar en trineo. Nevo y me hundi en la nieve hasta las rodillitas; aun asi, pudimos tirarnos un par de veces, antes de regresar a la ciudad. (Ah, para quienes les interese, tuve regalitos, pero lo MAS fueron 3 dvd’s de Heidi en aleman! y unos aritos con esmeraldas de verdad).

Kötzting nevado

Y mas nieve todavia…

Por razones de urgencia academica, voy a resumir el viaje a Roma a lo mas importante:

excelente comida, mucha belleza artística y espacios públicos libres de humo de cigarrillos apestosos!!!!!!!!!!

Altamente recomendable.

La ciudad esta llenisima de historia y provoca el efecto “piel de gallina”, con tan solo imaginar que semejantes edificios fueron erigidos hace tantos miles de años. Es muy loco, y al menos io, no podia dejar de caminar sin imaginarme como era Roma cuando no existia ningun edificio imponente.

Para finalizar, le mando un saludo a mi ex profesora de historia “Opi”, cuyo apellido era Opakak y nos hizo estudiar mucho el imperio romano. Cómo me acorde de ella estos dias! Gracias Opi!

Durante el ultimo mes no pasó mucho, excepto que me enfermé mal y que me lancé sola con el trineo (antes era si o si con el pequeno).
Ya se acerca el final. Mientras tramitamos papeles varios para poder regresar el ano proximo, organizamos un viajecito a Roma.
No tengo mas para decir. Bueno si, que ya no soporto a Juanes en la radio (desde que llegue suena con sus hits pedorros) y que hoy escuché “Feliz navidad, feliz navidad, feliz navidad, próspero ano y felicidad”, en versión original (en castellano) en la radio.
Arrivederci!