Buenos Aires es una ciudad enorme, que cuenta con mucha gente en sus calles, deliciosos bifes de chorizo en los restaurantes, ruido en el aire y diversion en las noches. Pero detras de todo esto, nadie imagina que aún tiene mas para ofrecer.
El fin de semana pasado fui con mi amiga Maite a recorrer la ciudad, pero no de un modo turístico, sino que nos subimos a un micro para que nos contaran algunos de los secretos que guarda esta ciudad tan única.
El tour que realizamos se llama “
Buenos Aires misteriosa” y a lo largo del mismo se narran historias de crímenes y leyendas urbanas, algunas que han ocurrido de veras y otras que son parte de obras literarias. Al comenzar cada relato, el micro se dirije al sitio donde transcurrieron las mismas, como para que el oyente pueda ubicarse en tiempo y espacio. El hecho de hacerlo por la noche, es acertado al momento de agregarle un touch de miedo y suspenso al recorrido.
De todas las historias que escuché, hubo una en particular que me provocó mas risa que miedo: la historia del “fantasma de la embajada de Alemania”. No por la historia en si, sino porque ya saben todos cómo demoran las autoridades alemanas en darme la visa para convertirme en la Sra. Röhrl, y al enterarme del “fantasma”, me convencí de que es él quien maneja mi expediente y se encarga de hacer demorar el trámite. Ya no hay lugar a dudas!!!
A quienes tengan la posibilidad de tomar el tour, les recomiendo hacerlo. La empresa organizadora se llama Ayres Viajes y el telefono es 4383 9188; mas info en la
pagina web.
Es interesante, entretenido y ver a Buenos Aires de noche, siempre es un placer. A mi, personalmente, me gustó el hecho de poder mirar a mi ciudad, desde otra perspectiva.

Anuncios