junio 2006


Si.
Ja.
Yes.

Acepto.
Anuncios

Es raro.
Antes, él me iba a buscar al jardín, a la escuela. Me esperaba en la parada del colectivo al regresar de la Universidad, poco antes de la medianoche. Y junto a mi mamá, me esperan siempre en Ezeiza, cada vez que regreso a Buenos Aires.

El lunes fui a recibir a mi papá al aeropuerto de Munich.
Es raro.
Yo lo llevo de paseo, le muestro donde vivimos, le hago probar las golosinas de acá,le explico cuales son las comidas típicas, me fijo que se abrigue antes de salir.
Es raro.
Esas cosas, las hacía él antes. Me compraba las golosinas al pasar por los kioscos, me mostraba el barrio donde había vivido cuando chico, me llevaba un abrigo por si después tenía frio.

Que lindo.
Que lindo verlo tan feliz, tan ilusionado, tan expectante. Tan deslumbrado cada vez que camina por las calles de mi hogar adoptivo.
Que lindo poder percibir el niño que habita dentro de mi papá, como sonríe, como todo le despierta curiosidad.
El está cumpliendo un sueño: visitar Europa.

Que lindo poder compartir este sueño con él.