Yo escondia un secreto avergonzante: no saber clasificar la basura. No llegue ayer a esta ciudad, tendria que haber aprendido hace tiempo. Asi que decidida a proceder como todos los seres humanos de este lugar, fui a lo de mis suegros, me pare delante de los tachos de basura y me copie la lista clasificatoria escrita en el frente de cada tacho. Me daba vergüenza confesarles que no separaba la basura por categorias.
Para el que no sabe, aca la basura se clasifica, para poder reciclar. Por un lado papel y carton, facil, por otro lado todos los desperdicios “organicos”, cascaras de verduras, saquitos de te, ok, por otro lado los envases de vidrio, que se separan segun su color, por otro lado los envases tetrabrick de jugos de frutas y leche y por otro lado envases plasticos, bolsas supongo, y el “resto”.
Bueno, elegi un tachito para los desperdicios organicos y uno para los envases plasticos; el carton y lo demas es facil.
Despues de hacer una ensalada, tire todos los cabitos de las zanahorias, tomates, y demas en el tacho que correspondia. Al otro dia no comimos ensalada, asi que no habia nada para tirar. Otro dia, otra ensalada. Dos dias a delivery. La bolsa semivacia. Y nuevamente llego el dia de la ensalada.
La sorpresa que me lleve cuando pise para abrir el tacho y vi mi basura “organica”.

Estaba llena de hongos!!!!!!
Que asco, por favor!!!!! Ahi nomas mande al aleman a tirar la basura al contenedor correspondiente y tire Klorix (lavandina) por todas partes.

Primera y ultima vez que me hago la alemana. Yo intente adaptarme a la sociedad, hacer las cosas bien. Pero esto es demasiado. Me supero.

Volvi a mi bolsa unica de desperdicios 🙂

Anuncios