Nuestro vuelo de regreso a Munich via Paris, salia a las 09.15 del domingo 19 de noviembre. Queriamos tomarnos el tren Narita Express, que tarda una hora y cuarto/media en llegar al aeropuerto, dependiendo de la terminal a la que uno se dirija.
Asi que nos levantamos para ir a Tokyo Station (la estacion principal de tren y subte) y de alli tomar el primer Narita Express, que salia a las 06.30 y llegaba al aeropuerto a las 07.45, como muy tarde, cosa de poder hacer check in y abordar en horario. Ya en Tokyo Station, buscamos donde tomar el Narita Express, lo cual nos llevo un tiempo, porque ya lo he dicho, NADIE habla ingles. Sacamos los boletos y bajamos a la plataforma. Alguna gente corria, asi que nos apuramos tambien. Habia un tren estacionado, eran las 06.15; nos subimos al vagon que nos correspondia, preguntamos a la gente que estaba ahi sentada si ese era el Narita Express y nos dijeron que si. De todas formas afuera del vagon decia “al aeropuerto”.
Yo tenia colgado al cuello, un bolsito donde llevo mi pasaporte. Como tenia que tomar mi pastilla, mi Pequeno me dijo que habia una maquina expendedora de bebidas (muy populares) ahi en la plataforma, si queria comprarme un jugo de uva para tomarla. Como aun habia tiempo de sobra, deje mi cartera y demas bolsos, agarre mi billetera y fui a la maquina. Busque el jugo de uva y en eso escuche un anuncio en japones: gire en direccion al tren y vi como se cerraban las puertas!!!!!!! Corri derecho al vagon que tenia enfrente, en vano golpee la puerta para ver si se abria, y el tren comenzo a ponerse en marcha!!! asi que corri en direccion al vagon donde habia quedado el Pequeno y ahi estaba el, apoyado contra la puerta, con cara desesperada, tratando de decirme algo que yo no escuchaba, lo unico que pude hacer fue leer sus labios que me decian “aeropuerto”. El tren acelero aun mas y se fue, de nada sirvio haber corrido a la Terminator, T-1000
al lado mio un poroto! Volvi a la plataforma, tenia angustia y bronca, porque no eran aun las 06.30, sino 06.20. No sabia que hacer: pense tomarme el proximo Narita Express, pero el Pequeno me habia dicho que salia cada 30′, al menos el que llegaba en una hora, habia otros trenes que iban al aeropuerto tambien, pero eran mucho mas lentos. Asi que tomarme el proximo tren rapido estaba casi descartado porque no iba a llegar al aeropuerto en hora.
Subi a la estacion corriendo, buscando un guardia para explicarle mi situacion, que me dieran un nuevo ticket o, no se, quizas en mi desesperacion crei que iban a detener el tren donde iba mi esposo?!?!!? Bueno encontre solo un guardia, porque a esa hora no habia casi ninguno y obviamente no hablaba ingles, segui corriendo buscando una Exit, ya decidida a tomarme un taxi, porque POR SUERTE, yo me habia bajado del tren con mi billetera. Encontre una salida totalmente vacia, donde solo habia un ciruja acampando en las escaleras (si, hay cirujas en Tokyo, hemos visto unos cuantos), subi corriendo, sali a la calle desierta, parecia de pelicula! y ahi divise un taxi, corri, le pregunte si aceptaba tarjeta de credito, me dijo que si y me subi. Casi sin casi aliento de tanto que habia corrido, le dije “Narita Airport please” y el tipo “jtsahhfgfgzgdguoenzfgsre Narita iauebvcteoakdiäenjhsa?” y yo “Narita Airport, airport, airpooooort!!!!!!”. Hay un barrio que se llama Narita claro, donde esta el aeropuerto. Como Ezeiza. Y pense, este me va a llevar al barrio, no al aeropuerto! Despues me di cuenta de que me estaba preguntando que terminal, y yo ni idea, porque no tenia el detalle del vuelo, le dije que era Air France. El taxista llamo al aeropuerto y pregunto por Air France, me dijo que era el ala oeste y blabla. Y yo pensaba si mi esposo se daria cuenta a que ala debia ir, si podria bajarse con todos los bolsos, si seguiria hasta al aeropuerto en el tren o se habria vuelto a Tokyo Station a buscarme. Nos fuimos alejando de la ciudad, se veia tan bien, pero estaba preocupada, y pensaba en mi Pequeno, si lo podria encontrar otra vez, porque ahi los celulares europeos no funcionan, encima en esa ciudad donde nadie te entiende!! Donde lo iba a buscar? hotel, estacion, embajada, enviarle un e-mail??? A todo esto, el tenia muy poca plata, yo tenia mi tarjeta de credito (la de el estaba bloqueada) y ademas tenia euros que no usamos, gracias a nuestro sponsor oficial, Paul.
El aeropuerto queda lejos, a unos 60 km. A 5 km antes de llegar, el taxista me dijo “passport” y yo pense “como?? para que lo quiere? me va a quitar el pasaporte, secuestrar y nunca podre volver a mi casa?? me tiro del taxi?” y entonces, como si hubiese leido mi pensamiento, me dijo “control”. Ahi nomas vi que la policia controlaba los autos que iban a ingresar al aeropuerto y pedian identificación. Senti un gran alivio al ver mi bolsito colgando del cuello con mi pasaporte, porque anda a explicarle al policia que no tenes pasaporte, que el tren se cerro antes de tiempo y tu marido tenia todos los bolsos y que encima el policia te entienda, claro. Imposible!
Llegue al aeropuerto, lo cual me dolio como 150 euros (18000 yen), pero llegue. Eran las 07.15 am. En general cuando uno hace check in siempre va al mostrador de la aerolinea y ya. Pero este check in no era como siempre, porque habia que pasar primero los bolsos por un scaner que oficiaba de puerta y recien ahi, podias entrar a una subsala para hacer el check in. Bueno, hice la fila para el scaner como 3 veces, esperando a que mi Pequenin llegara y nada. Me quise ir a fijar por donde llegaba el Narita Express, pero eran 4 pisos abajo y no queria irme de donde estaba por si el Pequeno justo aparecia. A eso de las 7.45 vi que llegaba un monton de gente de la direccion donde arribaba el tren, asi que volvi a la fila, estaba segura de que el vendria en ese tren. Pero no. A todo esto la cola se habia hecho larguisima, y casi todos estaban para ir a Paris. Eran ya las 08 cuando unos franceses me preguntaron si habia encontrado mi equipaje, que ellos habian visto todo lo que habia sucedido, yo les di mas detalles y me dijeron que el tren al que nosotros nos habiamos subido, que salio a las 06.20 am no era el rapido sino un Narita Express que tardaba como 2 horas!!!!! Ahi ya pense que teniamos el vuelo perdido, porque el nuestro salia a las 09.15.
Segui en la hilera, ya decidida a pedir una reasignacion del vuelo para el lunes, porque claro, ese vuelo era el unico a Paris de ese dia. Pase el scaner sin equipaje, siempre fijandome si veia al Pequeno y nada. Ahora ya estaba haciendo la cola para el check in y un japones me pregunto que habia pasado y le conte, me dijo que igual habia otro vuelo hacia Paris de la aerolinea japonesa JAL, que trabaja con Air France, que no me preocupara, que seguramente podrian ponernos en ese vuelo, aunque salia de otro aeropuerto. Encima yo sin mis lentes! (todas me tenian que pasar ese dia?!) a lo lejos me parecio ver al Pequeno, asi que el hombre me dijo que me guardaba el lugar, que fuera a fijarme. Sali de la subsala de check in y me fije, pero no, era otro pelado. Volvi a la cola. Y otra vez me parecio verlo, asi que fui y no, ya me iba a volver, segui mirando y vi un hombre parecido, camine hacia el y si, era el!!! con sus anteojitos y en remera, recontra cargado de bolsos, pobre habia corrido con tanto peso. Justo estaba hablando con la gente del aeropuerto para anunciar que estaba buscandome. “Vero missing!” 😮
Ahi nomas me abalance sobre el y nos fuimos a “colar” en la fila del scaner, por suerte nos dejaron pasar y volvi a la cola del check in donde el japones me guardaba el lugar. El Pequeno me dijo que el me habia estado esperando en la plataforma del tren, porque penso que yo me tomaria el tren siguiente, y yo le dije que no, si el me habia dicho que el tren rapido salia cada media hora, al final el tren donde el habia viajado llego en una hora, por suerte.

Hicimos el check in, pasamos aduana e inmigracion, abordamos rapido y el avion recien despego a las 10 y 20! Que bronca, tanto correr, tanta preocupacion, tantos nervios, para que el avion tuviera una hora de atraso, por un problema tecnico.
Aterrizamos en Paris y mi Pequeno me dijo que a un ala del avion le faltaba un pedazo de no se que, que no me habia dicho nada para no preocuparme, pero que evidentemente ese era el problema tecnico. Osea, llegamos de pedo.

Otra vez aduana, inmigracion y corrimos hasta la terminal de donde salia a las 17.20, nuestro vuelo a Munich. A eso de las 17.30 dijeron solo en frances que el vuelo se habia cancelado por niebla en Munich, que tenian solo 20 lugares disponibles en un vuelo a las 18.20. Asi que ahi el Pequeno se abalanzo sobre el mostrador, menos mal que el habla frances porque si yo hubiese estado sola, creo que habria tenido que dormir en el aeropuerto.
Abordamos y nos re dormimos, cuando nos despertamos…seguiamos en Paris!!! Otra vez el vuelo tenia retraso de una hora, a esta altura ya hacia mas de un dia que estabamos despiertos, cansadisimos a mas no poder. Me dormi y me desperte con un estruendo fortisimo, pense “oh no, el avion se cae, todo lo que paso fue una señal para que no volaramos, por que no deje pasar este vuelo?! bueno al menos moriremos juntos, buh!” y no, era que el avion estaba apoyando las ruedas en la pista de aterrizaje! por fin!!!!!!!! Nuestra valija salio al toque, y ahi nomas saltamos a un taxi, llegamos a casa y a dormir!!!!


Ya ven, estar en un pais donde uno no habla el idioma puede convertirse en una gran aventura. Con momentos de alegria, suspenso, accion…pero con final feliz.

Anuncios