Tokyo.
Esperando a que nos sellen el pasaporte a la salida. Pasamos el Pequeno y yo, juntos. El agente de migraciones nos dice: “la proxima vez, pasen de a uno por favor”.
Nos disculpamos, nos devuelve los pasaportes sellados y le agradecemos.

Buenos Aires.
Esperando a que me sellen el pasaporte, en la hilera de “Argentinos”. Pasa un turista: “aca no es, tiene ir a la cola de extanjeros”, dice la agente de migraciones, con voz aguda y elevada.
El turista no entiende.
“Misterrrrrr, not here!!!!! go, go, not here. Go!!!!!!!”, le grita la agente.
El extranjero tiene una expresion de confusion total en su rostro. Es evidente que no entiende lo que sucede.
Alguien de la fila de argentinos, muy gentilmente le explica que esa morsa ahi sentada con voz de pito, no le va a sellar el pasaporte. El turista se va en direccion a la interminable hilera de extranjeros.

“El que sigueeeeeeeeeeee!” .

Bienvenidos a Buenos Aires.

Anuncios