enero 2007


Estaba haciendo compras en el super, cuando algo capto mi atencion.
Digamos que estoy acostumbrada a ver todo tipo de productos que contienen Aloe vera. Pero que pasa con la palta (avocado en aleman)? Bueno, aca se usa en la fabricacion de las protectores diarios femeninos! Uhg!
La proxima vez que tenga que comprar palta, creo que lo pensare dos veces.

Y bueno, todos los dias se aprende algo.

En la pagina de la Deutsche Welle, habian hecho un mini test con algunas de las preguntas que se incluyen en el examen para obtener la ciudadania alemana.
Asi que con tal de agilizar un poco la mente, no lo dude y comence a responder las preguntas. De un total de 16, acerte 11, lo cual no esta nada mal, creo, considerando que nunca estudie historia alemana, lo poco que se, lo aprendi a traves de mis clases de aleman.
Mi suegra, que es maestra, me comento que muchas de esas preguntas, resultan extrañas para los mismos alemanes.
Y entonces me pregunto, si yo iba a optar por la nacionalidad alemana.
La realidad es que no estoy preparada para renunciar a mi nacionalidad argentina. De cierta manera, siento que si me nacionalizase, perderia parte de mi identidad. Porque ya lo he dicho en otra ocasion, Argentina (me refiero a Bs As) es desorganizada, sucia, la gente muchas veces es garca, pero sea como sea, es donde yo naci y vivi casi toda mi vida. Por mas que este lejos, yo siento que no deje de pertenecer alli por completo, aunque ahora pertenezca aca. Ademas, Alemania no es un pais con el cual pueda identificarme, entonces, creo que no, no me nacionalizaria. Por otro lado esta la intencion, junto a mi marido, de mudarnos a Austria, asi que seria medio en vano nacionalizarme alemana si deseo vivir en otro pais.
Luego vino a mi mente, que pasaria si tuviese hijos? la nacionalidad me daria mayores derechos sobre ellos por estar nacionalizada, en comparacion con mi esposo, que es nativo? Si tuviese que pelear una patria potestad, tendria ventajas por “ser” alemana?

Para quien le interese, el mini test que ofrece la deutsche welle se encuentra aqui.

Con la excusa de nuestro segundo aniversario viviendo juntos, nos fuimos a Garmisch-Partenkirchen a tomar mi segunda leccion de ski.

Garmisch es una ciudad al sur de Alemania, cerca del limite con Austria y constituye uno de los centros de ski mas importantes de este pais.

La mayoria de la gente que vive en München, aprovecha los fines de semana para sortear los aprox. 90 km de distancia, escapar de la ciudad y disfrutar de la naturaleza que Garmisch ofrece. La Zugspitze, es la montaña más alta de Alemania, y si bien aqui sigue sin nevar, en las alturas nieva por las noches, permitiendo que se utilicen las pistas de ski, a 2972 m. de altura. Demas esta decir que la vista desde alla arriba, es espectacular.
Las pistas estan divididas por nivel: azul para principiantes, rojo para intermedios y negro para los avanzados. Esta vez me toco ir a rojo, para mejorar la tecnica, ya que carezco de fuerza en la pierna izquierda y me cuesta un poco girar hacia la derecha. Ni les cuento como me duelen los cuadriceps.
Lo que me sorprendio en esta visita a Garmisch, fue la cantidad de gente que habia esquiando en un dia laboral. Generalmente, los fines de semana las pistas se llenan, hay que esperar para tomar la gondola hasta arriba de todo y precisamente por ese motivo elegimos ir un martes. O todos estaban de vacaciones, o viven ahi o nadan en guita y no necesitan trabajar (considerando que el pase del dia cuesta 37 euros y no hay a la venta un pase de medio dia mas economico).
Pero lo que mas me sorprendio, fue ver a unos soldados estadounidenses esquiando. No por el hecho de que hayan soldados, porque se que aun hay bases yankees en esa ciudad (patetico), sino por esquiar con el uniforme puesto! Que ni siquiera era impermeable y los soldados se caian cada dos por tres, la verdad es que no quisiera estar con los pantalones mojados a -3°C…


pista

El avion aterrizo y escucho “bienvenidos al aeropuerto de Munich, Franz Josef Strauss”.
Bajo rapido, un frio que no habia sentido jamas toco su nariz y subio al micro que la dejaria en la terminal. Aguardo a retirar su equipaje, respiro hondo y se dirigio a la salida. Alli la esperaba el. Y entonces todo
lo que parecia ser dificil se esfumo al ver su rostro. Atras habian quedado el calor asfixiante de Buenos Aires, la despedida en el aeropuerto, con solo su madre como testigo y las lagrimas de angustia.
Ahora, las lagrimas eran de felicidad.

Un 14 de enero de 2005, pisaba Munich (o München, en aleman) para comenzar a convivir con mi entonces novio aleman. Habia tramitado la visa de estudiante de idioma, para poder permanecer en Alemania la mayor cantidad de tiempo posible en forma legal. Nuestra idea era conocernos mas, porque no es lo mismo convivir 3 semanas cada 3 meses, donde es todo alegria y no hay lugar para peleas o discusiones, que convivir indefinidamente, viendose las caras todos los dias. No queriamos casarnos de entrada, sino ver como evolucionabamos como pareja. Es decir, todo a su tiempo.

Y asi fue como de un dia para el otro deje de ser hija, para ser ama de casa, de hablar mi idioma materno, a hablar constantemente una lengua extranjera,
de estar en musculosa, a tener dos puloveres y medibachas tatuadas. Pase de
un extremo al otro sin escalas. Y si bien siempre digo que los extremos son malos, podria afirmar que esta fue la excepcion que confirma la regla. Cuando mi visa expiro, volvi a Argentina con el Pequeno, paseamos un poco y tramite la visa de matrimonio. Tres meses despues aterrice nuevamente en München, lista para casarme.

Dos años aca! Quien lo hubiera dicho! Jamas en mi vida imagine vivir en Alemania. Nunca. Fantaseaba si, con hacer alguna pasantia internacional **por un tiempo**, pero todo estaba tan lejano ….

Y es que la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida…….

recien llegada, hecha un osito, y re ca*ada de frio: piquetera o arabe?

La mayoria de los alemanes que conozco (bueno, tampoco son montones) saben esquiar. Porque la mayoria o bien crecieron cerca de las montañas, o hicieron varios viajes escolares con el proposito de aprender a esquiar. Asi que saber hacerlo, es una necesidad social. Y al margen de eso, mi maridin, por mas que nunca quiera decirlo, esquio para el equipo juvenil aleman, gano montones de competencias, etc, etc. Y su esposa no sabe esquiar? Pero es el colmo de los colmos! Como no voy a aprender a esquiar con semejante eminencia!?! 😛

La primera vez que me subi a un par de esquies desde que estoy aca, fue en abril de 2005, en Garmisch. Ese dia el Pequeno me explico como doblar, frenar, etc, pero lo unico que yo podia hacer era gritar “hilfe” desesperadamente para que el viniera a mi auxilio.

Ayer retome mi leccion de esqui. Es sabido que no hay nieve en ningun pueblo, pero hete aqui que la montaña Arber, mostraba un cacho de nieve, suficiente para poder mandarse una esquiadita.

Asi que bajo la lluvia fuimos con el Pequeno al tal Arber.

Increiblemente, me calce los esquies y al toque aprendi a frenar. No me cai ni una sola vez. Asi que hoy, ya con mas confianza en mi misma, tome el Lift hasta arriba de todo, para poder esquiar desde donde lo hace todo el mundo.

Y la verdad es que me encanto!!!!!

Me diverti muchisimo y no me intereso ni la lluvia, ni la niebla, ni hacer peligrar la escuelita de niños esquiadores, me mande asi, de una a toda velocidad.

Esto es un logro personal, porque hasta ahora, yo solo me animaba con el trineo, es decir, mientras el Pequeno y sus amigos esquiaban, yo iba feliz arriba de mi trineo. Y si bien planeo seguir tirandome con el trineo, ahora siento que puedo compartir algo que es tan normal para los alemanes. Estoy mas integrada a la sociedad! ajajjaja.

Aca les dejo un videito.

Cuando yo tenia 15, mi penfriend italiana me bombardeo con videos, cassettes, cds, revistas y fotos de su boyband favorita, Take That. Luego de estudiar todo el material que ella me envio, decidi que las canciones estaban buenas, y los chicos no venian nada mal.
Esto fue hace mas de 10 años.

Aca en Alemania, al momento existe una banda llamada Tokio Hotel. Son muy populares entre las adolescentes y tienen un look bastante particular. No hace mucho, los enganche en un programa de TV y me sorprendi al escuchar al entrevistador, llamarlos boyband. Claro, son muy jovenes y su publico es mayormente adolescente. Clasifican como Boyband, pero de lindos, no tienen ni un pelo!

Y bueno, sobre gustos no hay nada escrito. Dejo las fotos para que saquen sus propias conclusiones, pero vamos, boybands, eran las de antes!

La boyband inglesa de chicos bonitos de los 90’s: Take That.



La boyband alemana de chicos no bonitos del 2000: Tokio Hotel.