La mayoria de los alemanes que conozco (bueno, tampoco son montones) saben esquiar. Porque la mayoria o bien crecieron cerca de las montañas, o hicieron varios viajes escolares con el proposito de aprender a esquiar. Asi que saber hacerlo, es una necesidad social. Y al margen de eso, mi maridin, por mas que nunca quiera decirlo, esquio para el equipo juvenil aleman, gano montones de competencias, etc, etc. Y su esposa no sabe esquiar? Pero es el colmo de los colmos! Como no voy a aprender a esquiar con semejante eminencia!?! 😛

La primera vez que me subi a un par de esquies desde que estoy aca, fue en abril de 2005, en Garmisch. Ese dia el Pequeno me explico como doblar, frenar, etc, pero lo unico que yo podia hacer era gritar “hilfe” desesperadamente para que el viniera a mi auxilio.

Ayer retome mi leccion de esqui. Es sabido que no hay nieve en ningun pueblo, pero hete aqui que la montaña Arber, mostraba un cacho de nieve, suficiente para poder mandarse una esquiadita.

Asi que bajo la lluvia fuimos con el Pequeno al tal Arber.

Increiblemente, me calce los esquies y al toque aprendi a frenar. No me cai ni una sola vez. Asi que hoy, ya con mas confianza en mi misma, tome el Lift hasta arriba de todo, para poder esquiar desde donde lo hace todo el mundo.

Y la verdad es que me encanto!!!!!

Me diverti muchisimo y no me intereso ni la lluvia, ni la niebla, ni hacer peligrar la escuelita de niños esquiadores, me mande asi, de una a toda velocidad.

Esto es un logro personal, porque hasta ahora, yo solo me animaba con el trineo, es decir, mientras el Pequeno y sus amigos esquiaban, yo iba feliz arriba de mi trineo. Y si bien planeo seguir tirandome con el trineo, ahora siento que puedo compartir algo que es tan normal para los alemanes. Estoy mas integrada a la sociedad! ajajjaja.

Aca les dejo un videito.

Anuncios