Con la excusa de nuestro segundo aniversario viviendo juntos, nos fuimos a Garmisch-Partenkirchen a tomar mi segunda leccion de ski.

Garmisch es una ciudad al sur de Alemania, cerca del limite con Austria y constituye uno de los centros de ski mas importantes de este pais.

La mayoria de la gente que vive en München, aprovecha los fines de semana para sortear los aprox. 90 km de distancia, escapar de la ciudad y disfrutar de la naturaleza que Garmisch ofrece. La Zugspitze, es la montaña más alta de Alemania, y si bien aqui sigue sin nevar, en las alturas nieva por las noches, permitiendo que se utilicen las pistas de ski, a 2972 m. de altura. Demas esta decir que la vista desde alla arriba, es espectacular.
Las pistas estan divididas por nivel: azul para principiantes, rojo para intermedios y negro para los avanzados. Esta vez me toco ir a rojo, para mejorar la tecnica, ya que carezco de fuerza en la pierna izquierda y me cuesta un poco girar hacia la derecha. Ni les cuento como me duelen los cuadriceps.
Lo que me sorprendio en esta visita a Garmisch, fue la cantidad de gente que habia esquiando en un dia laboral. Generalmente, los fines de semana las pistas se llenan, hay que esperar para tomar la gondola hasta arriba de todo y precisamente por ese motivo elegimos ir un martes. O todos estaban de vacaciones, o viven ahi o nadan en guita y no necesitan trabajar (considerando que el pase del dia cuesta 37 euros y no hay a la venta un pase de medio dia mas economico).
Pero lo que mas me sorprendio, fue ver a unos soldados estadounidenses esquiando. No por el hecho de que hayan soldados, porque se que aun hay bases yankees en esa ciudad (patetico), sino por esquiar con el uniforme puesto! Que ni siquiera era impermeable y los soldados se caian cada dos por tres, la verdad es que no quisiera estar con los pantalones mojados a -3°C…


pista

Anuncios