Para una lectura mas placentera, dale play. No te vas a arrepentir.

Hay momentos en los que sentimos que el mundo se nos viene abajo. No existe remedio para esa situacion, el final es inminente.

Hay otros momentos en los que palpamos el fin de la vida. Estiramos la mano y esta ahi. Si no la sacamos rapido, el final es, de veras, inminente.

Es increible ver como magnificamos ciertas situaciones, que quizas no son tan graves, pero para nosotros es lo peor que podria haber sucedido.

En increible como en ciertos momentos realmente nos damos cuenta de cuanto nos significa una persona, tan solo porque la vemos tendiendo la mano al fin.

Hay quienes poseen cuerpos que hacen como si tendieran la mano. Logran aterrarnos, temiendo lo peor.

El cuerpo de mi esposo hizo como si tendiera la mano y me asuste como nunca en mi vida. Mil pensamientos por segundo me invadieron desde que sali corriendo a buscar ayuda hasta que regrese y lo vi consciente; viviendo.

En un segundo puede cambiarte la vida. O terminar.

Anuncios