En invierno me resultaba totalmente incomodo cenar en restaurants. Apenas entraba en alguno, ya podia ver y oler la nube de humo asqueroso que exhalaban los fumadores.

No me malinterpreten: no es que sea intolerante o dicifil. Simplemente soy alergica al tabaco: yo no elegi ser asi, solo lo herede.

Siempre debia ir a lugares con secciones de no fumadores y cuando no habia ninguna, entonces sobrevivia sentandome al lado de la ventana o puerta. Realmente no me causaba ninguna gracia tener que ir a comer afuera.
Evite ir a restaurants en grandes grupos de gente, porque habia muy pocos con seccion para no fumadores. Era una especie de malaonda par ir a cenar.

Hasta ayer.

Mi esposo y yo fuimos anoche a cenar con amigos a un restaurant griego. Y la verdad es que no pude creerlo: nadie fumaba! Esto es porque desde el primero de enero esta prohibido en Bavaria fumar en espacios publicos. Honestamente, no crei que la gente hiciera caso, no por irrespetuosos, sino porque les encanta fumar delante de cualquiera (bebes y ninos incluidos) y lloriquaban diciendo que la ley antitabaco los discriminaba.
A donde quiera que vaya, sabre de antemano que mi traquea no correra peligro de cerrarse. No puedo evitarlo, estoy contenta!
Ahora si puedo comenzar a tener una vida social activa. Por fin!


Buen comienzo del año, sin lugar a dudas.

Anuncios