Y si, en algun momento iba a tener que dejar de contenerme y volcar algo de lo que siento desde que estoy embarazada, aunque nada tenga que ver con el tema del blog.
Por donde empezar? Que es lo mejor que le puede pasar a una mujer, aun a aquellas que dicen que jamas quieren tener hijos? Que la primera vez que una se hace una ecografia y ve a su bebe en la pantalla no puede dejar de emocionarse hasta las lagrimas? Que al reconocer la patadita de su bebe en
su vientre, se siente extremadamente conectada con esa vida, parte de una y parte de la persona que elegio para compartir su existencia? Que no deja de asombrarse con los cambios que va sufriendo el cuerpo, cada uno a su tiempo, para poder albergar al bebe y permitir su desarrollo normal? Que ama con toda su alma a alguien a quien aun no le conoce el rostro?

Si, todo eso y mas.

No hay palabras para describirlo, hay que vivirlo.

Mi primer embarazo. Siempre me imagine que lo viviria diferente. Que mama estaria a mi lado, acariciandome la pancita, mimandome, tranquilizandome ante cualquier dolor o sintoma, ayudandome a disipar mis miedos. Que papa me tomaria la presion, me acompanaria al control mensual, que revisaria las ecografias. Que se enorgulleceria al ver a su nena convertirse en futura mama.
Sin embargo, la realidad es diferente.

Excepto por mi esposo, nadie me acaricia la pancita. Nadie es testigo de su crecimiento, solo nosotros dos. Me duele sentir que pierdo de compartir algo tan unico y especial con quienes mas me quieren. Me duele por ellos y por mi. Porque otro primer embarazo ya no volvere a tener. Porque la vida pasa, y tambien pasan estas vivencias tan maravillosas y ellos no estan aca para vivirlas junto a mi.

Claro que compartimos la experiencia a la distancia, pero no es lo mismo. Muchas veces pienso que me niego a aceptar que mis viejos seran una visita en la vida de mi bebe. Siempre desee que fueran abuelos como no fueron los mios. Abuelos presentes, de esos que miman y malcrian a sus nietos. Se que ellos tambien asi lo desean.
Mi psicologa me dice que no necesariamente los abuelos que estan cerca son los que tienen relacion mas estrecha con sus nietos. Que a veces, los que son “una visita” tienen tanto amor para dar, que trasciende la distancia y los ninios lo perciben y aguardan ansiosos en el aeropuerto la llegada de esos abuelos y no la de los que viven a 200 km.

A veces no quiero pensar, pero es que la vida pasa tan rapido, que no quiero un dia despertar y arrepentirme por haberme quedado en este pais. Me lo plantee varias veces, “sera momento de volver?”.
Solo el tiempo dira si nosotros nos mudaremos a Argentina o si los abuelos se mudaran a Europa. O si nos quedaremos tal cual estamos en este momento, con el oceano separandonos.

El viernes pasado fuimos a hacernos nuestra ecografia del quinto mes. Ni el Rulo ni yo podiamos dormir. Sabiamos que muy probablemente, se definiria ese dia. Afortunadamente todo esta muy bien, dentro de los parametros normales. Me siento muy feliz y muy babosa tambien 🙂
Les presento a nuestra beba hermosa: Lolita.

Anuncios