Siempre pense que algun dia iba a dejar la ciudad para irme a otra mas grande o donde pudiese desarrollarme profesionalmente (obvio que para eso tenia que recibirme primero, ja!).
De pronto el dia de la mudanza llego, y el nuevo hogar no se encuentra necesariamente en una ciudad, sino mas bien un pueblo. Y que puedo decir: yo creci en las calles caoticas de Buenos Aires, donde mi paseo consistia en ir al shopping, y el contacto mas cercano con la naturaleza era la costanera sur. Si tenia ganas de nadar me iba al club y listo.

Pero siempre, rodeada de cemento.

Ahora las calles estan pensadas solo para autos, algunas no tienen siquiera veredas, mi paseo es caminar bordeando el lago, y la naturaleza me acosa por donde quiera que vaya. Del shopping, ni rastros.

Se que es lo mejor para la beba, para que crezca en un lugar mas sano, con aire mas puro. Se que es lo mejor para mi tambien, indirectamente, aunque me falte smog, bochinche y negocios de baratijas.

Adios Munich, hola Tutzing
Anuncios