El otro dia una venezolana me dijo que mi acento argento no esta tan “marcado”, que seguramente lo fui perdiendo en estos anios que vivo aca. La verdad, me dolio un poco, porque mi acento es parte de mi esencia, o no?

Y bueno, ahora que mama y papa estan aca, les pedi que me remarquen cuando digo algo que les suene raro, otros tipos de frases y palabras, distintas de las que usaria un argento.

El resultado fue asombrante!

Digo “Pepita hace vacaciones en Menorca”. En argento: Pepita se va de vacaciones a Menorca. En aleman: Pepita macht Urlaub auf Menorca, que traducido es lo que yo digo.


“Dos cartones de leche”. En argento: dos cajas de leche. En aleman: zwei Milch Kartons, que traducido es lo que digo.

“Barriga”. En argento: panza.

“Me dio un aventon”. En argento: me llevo con el auto. Esto lo dicen los mexicanos.


“Licencia de conducir”. En argento: registro de conducir.

“Talle 38” cuando hablo de zapatos. En argento: “numero 38”. En aleman: Größe 38, traducido es lo que yo digo.

“Pepito tiene cumpleanios tal dia”. En argento: el cumple de Pepito es el… tal dia P cumple anios. En aleman: Pepito hat Geburtstag, traducido es lo que yo digo.

Es decir, hay varias expresiones que las digo como si tradujera del aleman al castellano, solo que no traduzco nada conscientemente, simplemente salen asi cuando hablo. De terror.

Espero que mi hija pueda hablar con mi acento, bah, lo poco que queda de el 😦